Envío gratuito en pedidos superiores a 50€ a Península y Baleares

5 Actividades para lucir una piel bonita y sana

Hidratar, nutrir y limpiar nuestra piel, con Cosmética Natural, así como llevar una alimentación saludable y dormir las horas suficientes, son rutinas y hábitos que debemos practicar diariamente, si queremos lucir una piel saludable. Pero... ¿Qué más cuidados podríamos incluir para tener una piel más bonita, firme, lisa, luminosa y nutrida?

5 Actividades para lucir una piel bonita y sana 

1. Reír: La risa activa el córtex cerebral y libera endorfinas, serotonina y dopamina, disminuyendo los niveles de cortisol. Todo ello en nuestro cuerpo, se traduce en: sensación de felicidad, alivio del dolor, se reduce el estrés, combate el insomnio, refuerza el sistema inmunológico y sí, mejora la salud y el aspecto de nuestra piel.  El cuerpo se protege mejor de los factores ambientales externos, el corazón bombea más sangre, se oxigenan y se nutren mejor los tejidos, dando como resultado una piel más bonita y sana.

2. Meditar: Uno de los beneficios de la meditación, es la liberación del estrés y los estados de nerviosismo, que pueden provocar problemas en la piel, como rojeces, irritaciones y eccemas. Mantener un estado de calma y relajación, favorece también la regeneración celular y la asimilación correcta de los nutrientes que aportamos a nuestra piel cada día, a través de los cosméticos naturales y una alimentación sana y equilibrada. Además, la respiración lenta y profunda que hacemos mientras meditamos, contribuye a la oxigenación de los tejidos y la eliminación de toxinas, lo que favorece la salud y un mejor aspecto de nuestra piel.

3. Hacer deporte: ¿Has notado que después de hacer ejercicio tu piel está más brillante, limpia y luminosa? El ejercicio físico estimula la circulación sanguínea, nos hace sudar y dormir mejor por la noche. Haciendo que nuestra piel reciba más oxígeno y nutrientes, elimine toxinas y regenere nuestras células, durante las horas de sueño. 

4. Actividades en la naturaleza: Realizar actividades en un entorno natural es muy beneficioso para nuestra salud física, mental y por su puesto, la salud de nuestra piel. Entre otras explicaciones diremos que, en un entorno natural, hay una mayor cantidad y calidad de oxígeno, a la vez que el contacto con la naturaleza, nos ayuda a mantenernos en un estado de relajación y calma mental, que, como ya hemos visto, influye beneficiosamente en la salud de nuestra piel. Además, pasar tiempo al aire libre y en contacto con el sol, nos aporta vitaminas, como la vitamina D, esencial para absorber el calcio y el fósforo y para nuestro sistema inmunitario.

5. Ejercicios Faciales: Estamos acostumbrados a incluir en nuestra vida el ejercicio corporal y... ¿Por qué no el facial? Realizar ejercicios faciales es muy beneficioso y necesario, para la salud y el aspecto de nuestra piel. Los movimientos faciales relajan y tonifican la musculatura facial, evitando la pérdida de firmeza. Además, como en el ejercicio corporal, se produce un aumento de la circulación sanguínea y una mayor oxigenación, favoreciendo la absorción de nutrientes, la regeneración de las células y estimulando la producción de colágeno. En consecuencia, tendremos una piel más firme, lisa, luminosa y nutrida.

 

Mantener estados de calma y relajación, una buena oxigenación, el aumento de la circulación sanguínea y dormir el tiempo suficiente, son elementos comunes de estas 5 actividades. Claves para la regeneración celular, la absorción de nutrientes y como resultado, una piel bonita y sana. 

¿Y tú? ¿Qué otras actividades incluirías para lucir una piel bonita y sana?

¿Eres Natural by me?