Envío gratuito en pedidos superiores a 50€ a Península y Baleares

Aprender a descansar...

Aprender a descansar es la asignatura o una de las asignaturas pendientes de la mayoría de nosotros. Llenamos nuestra vida fácilmente de "tengo ques" y obligaciones de todo tipo, imponiéndonos un ritmo de vida difícil de llevar. Y esta sobre carga, al final, nos pasa factura tanto a la salud de nuestra piel como a la salud de nuestro cuerpo y mente en general.

Vivimos en un mundo que va a una velocidad, que parece que si te paras, te quedas fuera. Y no nos damos cuenta que parar, forma parte del movimiento y que es totalmente necesario para poder seguir el ritmo. Y en lugar de hacerlo, seguimos sin escuchar a nuestro cuerpo, ignorando sus señales a base de medicamentos y cafés, cuando en realidad lo que nos está pidiendo a gritos, es parar.

Descansar, desconectar, respirar, dormir y no hacer nada, está bien y te lo puedes y debes permitir, además de ser imprescindible para, entre otras:

🍃 La reparación y regeneración celular, frenando el envejecimiento prematuro de la piel y nuestro cuerpo en general.

🍃 Mejorar la circulación sanguínea, facilitando el aporte de nutrientes, la eliminación de las toxinas y la oxigenación de los tejidos.

🍃 Liberar las tensiones de los músculos y articulaciones.

🍃 Fortalecer nuestras defensas.

🍃 Rebajar los niveles de estrés y sus consecuencias en nuestro organismo.

🍃 La mejora de los procesos de memoria y aprendizaje.

🍃 Favorecer la creatividad, concentración y claridad mental.

En realidad, es bastante fácil aprender a descansar. Solo tenemos que poner un poco de atención a nuestro estado físico y mental. Cuando sientas cansancio, descansa; cuando tengas falta de claridad mental, desconecta; cuando tengas sueño, duerme más; cuando no te concentres, deja lo que estés haciendo y respira profundamente... Escucharte, solo eso...

¿Y tú? ¿Eres Natural by me?